Global Navigation

Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala

Main Navigation

Sub-Navigation

Content

CARTA PASTORAL DE NAVIDAD 2007 DE SU EMINENCIA, METROPOLITANO MYKHAYIL

Dic. 25, 2007/Ene. 7, 2008

A la jerarquía, el clero, religiosos y fieles de la Metropolia de toda América y la Diáspora de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfa: Paz, salud, felicidad y salvación en esta época festiva de la Natividad de nuestro Señor, con mi bendición pastoral!

ХРИСТОС НАРОДИВСЯ! СЛАВІТЕ ЙОГО!
CHRIST IS BORN! GLORIFY HIM!
CRISTO HA NACIDO! GLORIFIQUENLO!

La celebración de las “fiestas de invierno” tiene un lugar especial en la cultura y formación de casi todo lugar en el mundo. tiene mucho que ver con el tiempo y el ciclo del año, así como con la conmemoracíon de algunos de los mas grandes misterios dla fe conocida por la humanidad. Ciertamente no es un secreto, que siglos antes de Cristo, la gente celebraba durante este tiempo del año, de acuerdo con el paso de las estaciones. la cosecha ha llegado a su final, y con ello, los días empiezan lentamente a dar más luz - una señal del eventual paso de las noches oscuras del año.

Con el advenimieto de Nuestro Señor y Dios Jesucristom, la gente empieza a ver el significado del paso de las estaciones de una nueva forma. Cristo, quien es llamado en nuestra poesía litúrgica, el "Sol de Justicia,” ha venido a dar luz al mundo (Jn. 1:9). Y no solo la señal de la venida de Cristo trajo más luz física al mundo, sino una luz espiritual y metafísica. Cristo introdujo el "Reino de Dios" a la humanidad, señalando una nueva forma de pensar y actuar a la gente del mundo.

En el tiempo de Jesús, así como ahora, pasaban muchas cosas en el mundo, mucho de lo cual no era correcto. La gente sufrió incontables dificultades por motivo del fracaso de otros en vivir una vida basada en la verdad y la justicia. Jesús eligió identificarse con aquellos cuyas vidas necesitaban ser enderezadas. Desde su nacimiento en este mundo, estuvo involucrado con aquellos que necesitaban la visita de Dios. Jesús, el "visitante de lo alto" (Lucas 1:78), no encontró lugar en la ciudad de David, que con derecho pudo llamarla suya. Sin embargo, Jesús, el visitante de Dios al mundo quien no pudo hallar hospitalidad en su propio lugar, inauguraría para la gente del mundo, la hospitalidad de Dios. Y recordemos, fueron los pobres, marginados pastores de Belén quienes fueron los primeros en experimentar la gracia de Dios a través de Jesús.

Las épocas y los lugares pueden variar con el paso de los años y las cosas pueden verse totalmente diferentes a como eran el los días de Jesús. Lo que no cambia sin embargo, son las personas y las circunstancias. A pesar de los avances tanto en la tecnología así como del pensamiento, permance en la actualidad, mucho por cambiar en el mundo. Hay una gran necesidad por escuchar y oir las palabras de Jesús. Aún hace falta mucho en preparar el camino del Señor entre nosotros y entre nuestras comunidades. Mas que repetir los lamentables sucesos de la histora del mundo como los conocemos, pido que cada uno tratemos de hacer un gran esfuerzo, basado en el conocimiento real y la veracidad, de hacer presente la hospitalidad de Dios en el mundo en que nos encontremos.

Aprovechamos esta oportunidad para saludar a nuestro Predstoyatel, Su Beautitud, el Metropolitano Mefodiy, y a toda nuestra gente en Ucrania. Saludamos también a los fieles de la iglesia en toda partes del mundo - por toda América - en los Estados Unidos y Canadá, y en Europa y en cada parte del globo donde sirve nuestra IOUA. que podamos crecer en unidad de mente y de fe en este año venidero. que sea un tiempo de soltar actitudes y situaciones de cautiverio y abrir de par en par las puertas por las cuales encontraremos el abrazo amoroso y todo incluyente de nuestro amado Señor Jesús.

Con sincero saludo y fiel oración,

+MYKHAYIL
Arzobispo de Nueva York
Metropolitano de Toda América
Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala


Sidebar

Footer